Vida sustentable antes que Turismo sustentable

Hace un tiempo comencé a investigar e informarme un poco sobre Turismo Sustentable. De esta manera creí que podía entender y ayudar a que nuestros viajes a la larga no fueran nocivos para esos lugares que tanto amamos ni para las personas que viven en él.

Así aprendí que el turismo sustentable es aquel que cuida los recursos del lugar que está visitando, respeta la cultura e historia, fomenta el empleo local y ayuda a la economía de la sociedad visitada; algo que creo todos nosotros hacemos. Porque entiendo que a nadie se le ocurre llevarse un pedazo de coliseo o dejar una botella de agua en medio de Playa del Carmen.

Y este pensamiento, de manera aleatoria despertó mucha curiosidad en mí, disparó la idea de que somos más sustentables y responsables cuando viajamos que cuando estamos en casa, que somos más dedicados a los lugares que nos son ajenos que a aquellos propios. Cuidamos más lo nuevo que lo de todos los días.

Que real y que doloroso es eso, pero tambien cuanto más fácil seria cambiarlo. Porque el día a día, la costumbre, es más fácil de modificar de lo que creen. ¿Saben que una rutina solo tarda 21 días en convertirse en habito? Entonces por ejemplo: si empiezo a bañarme a la mañana durante 3 semanas ya el cuerpo se acostumbra y será mi habito y si empiezo a separar la basura para reciclar durante 3 semanas seguramente pase lo mismo.

En este afán de investigar, aprendí mucho sobre cuidado del ambiente, algo que varias veces había escuchado en el colegio porque en el primario, allá por los 90, teníamos la materia Ecología y aprendimos cuanto tiempo tarda en desaparecer en la tierra una lata de gaseosa y que elementos son reciclables y cuáles no.

¿Qué me paso siempre con esto? Sentía que desde mi humilde lugar no podía hacer nada significativo, entonces uno cae en el error de no hacer nada y  ese es el error en sí. Porque si todos hacemos algo por mínimo que sea podemos cambiar al mundo. Suena trillado pero la playa está hecha de diminutos granos de arena, si se va uno no lo notamos pero si se van todos? No hay más playas. Si nadie hace nada no habrá más mundo.

Así me puse a investigar sobre los temas que están hoy en el foco de la tormenta y encontré que el tema uno es el plástico. Y qué horror cuando empezás a leer sobre esto, es como la pastilla de Matrix, una vez que la tomas no es posible volver atrás, no podes olvidarte de que el mundo está sumido en plástico y que, sin darte cuenta, todos los días comes y bebes plástico. Vos y todas las especies animales del mundo.

Leí en varios lugares una frase que me asusto mucho: Todo el plástico que históricamente se fabricó aún está en la tierra. Porque desde la invención del plástico nada de eso se ha degradado ni eliminado de manera definitiva.

Por ejemplo, una botella de plástico de esas de agua tarda cerca de 450 años en degradarse, un pañal de niños tarda lo mismo. Cuantos niños hay? Cuantos pañales usan por día? Es una locura de desperdicio sin solución.

Y claro, el siguiente tema y más importante es: ¿qué hacemos? Como podría yo ayudar a que esto no colapse o al menos no lo haga de manera tan acelerada. Y entonces empecé a buscar datos, a entender un poco que tipos de plásticos tenemos, que parte podríamos cambiar y que nos costaría un poco más. Con esto en mente fui de a poco modificando hábitos en mi vida, tan sencillos que en vez de ser engorrosos implicaron mejoras. Y creo que ahí está la clave, cuando se hace tedioso, difícil o duro lo dejamos y listo!! Nos olvidamos de este problema porque no podemos solucionarlo. Pero, cuando se hace fácil, es mejor, nos hace sentir bien, lo seguimos, le damos importancia y lo implementamos de manera diaria.

Para poder entender un poco más y llevarlo a la práctica tenemos que saber que la clave de esto es que no haya desperdicios plásticos o,  que haya los menos posibles. Como lo logramos? Logrando que aquellas cosas plásticas que están destinadas a durar poco las reemplacemos por cosas no plásticas. Parece imposible pero no lo es, les dejo algunos ejemplos que ya implemente en mi vida y otros que estoy al borde de implementar:

  • Cambiar el shampoo y la crema de enjuague por shampoo y crema sólidos, que no generan desperdicio cuando se terminan.
  • Cambiar el algodón para desmaquillarnos o sacarnos el esmalte por telas lavables de algodón o toalla.
  • Comprar repuestos sueltos para los artículos de limpieza y llenar los frascos existentes.
  • Llevar nuestra propia bolsa al supermercado, evitar comprar las bolsas de plástico.
  • No usar sorbete, si soy muy fanatica/o comprar uno de metal lavable.
  • No comprar bolsas para freezer descartables, utilizar las lavables y reutilizables.
  • Ir a la verdulería con mi bolsa, evitar que usen varias bolsitas para separar frutas y verduras.
  • Cambiar el cepillo de dientes por uno de bambu o madera (hay algunas opciones).
  • No comprar paquetes de legumbres y arroz. Comprarlos sueltos y llenar frascos de vidrio. Por eso no hay que tirar los frascos de café, mermelada, etc. sirven para guardar comida y legumbres
  • Evitar los tuppers de plástico, comprar de vidrio o utilizar frascos.
  • Llevar nuestros cubiertos y evitar los de plástico descartables.
  • No comprar botellas de agua de plástico, llevarnos de casa un vaso térmico con agua o una botella de vidrio/metal recargable.
  • Si compramos un café en Starbucks llevar nuestro vaso (incluso ellos venden el vaso reutilizable). El vaso es de plástico pero no es lo mismo que usar un vaso que dura 30 minutos cada vez que vamos.

Finalmente, aquello que ya tenemos en casa que es plástico podemos intentar reutilizarlo. Darle otra función, buscarle un nuevo lugar en el que sea de utilidad y no termine en la basura.

El cambio es largo y parece imposible pero si todos ponemos nuestro granito de arena, el mundo va a ser una hermosa playa de gente solidaria. Porque hacerle bien al mundo nos hace bien a todos.

Cierro esta reflexión con una frase que escuche por ahí y creo es muy real: “Estamos destruyendo la tierra y ya no estamos en el punto en que discutimos si esto es real o no, estamos en el momento de decidir si queremos involucrarnos o no”.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s